La década del Rock&Roll en los despachos

La década del Rock&Roll en los despachos

Se acercan las Navidades y muy pronto terminará otro periodo de 12 meses. Entramos en una vorágine de sobra conocida en los despachos: el cierre de temas urgentes de clientes que no pueden esperar al año siguiente. Así que, literalmente sin darnos cuenta, nos estaremos tomando las uvas a las 12 de la noche del día 31 para llegar al día 1 y empezar a hacer balance. Pero este año es especial.

2019 cierra una década, y no una cualquiera. En esta década hemos tenido bastante Rock&Roll.

  • Arrancamos con el pié torcido por los bandazos de una profunda crisis financiera que se llevó por delante empresas, directivos, empleados, profesionales, asuntos y un sinfín de proyectos. Los que por aquel entonces ya nos dedicábamos a ayudar a los despachos en temas tecnológicos (una versión reducida de mi antigua web aún “anda suelta” por ahí) tuvimos que esperar pacientemente a que amainara la tempestad.

 

  • Superamos la crisis y más o menos hasta 2013, el tiempo discurrió apaciblemente, las aguas volvieron a su cauce, los despachos estaban bien, algunos empezaron con el marketing y la implementación de herramientas de gestión de expedientes, los más valientes incluso se atrevieron con el CRM. Los despachos grandes tomaron la delantera en estos y otros muchos aspectos. 

 

  • Algo más adentrada la década empezamos a escuchar la palabra NewLaw, y que había unos despachos que se hacían llamar “proveedores alternativos de servicios jurídicos”. Qué hacían exactamente o cómo lo hacían era algo difuso y para muchos, una extravagancia. Per en España surgieron ya los primeros foros, eventos y espacios de debate para dar a conocer este fenómeno. El Legal Management Forum fue uno de los primeros, con un Karl Chapman presentando Riverview Law, nacido al amparo de la liberalización del sector en Inglaterra y agradeciendo, alto y claro al regulador, esta oportunidad.

 

  • Más o menos a mitad de la década empezaron a llegar noticias sobre herramientas muy avanzadas capaces de hacer lo mismo que un montón de abogados, pero mucho más rápido. Por vez primera las palabras inteligencia artificial y legaltech cruzaron nuestra mente. Legal Zoom y Rocket Lawyer eran vistas por los abogados solistas y despachos pequeños como al enemigo a batir, pero ya nada podía hacerse. Llegaron muy rápido y vimos como su modelo se extendía a velocidad de vértigo.

 

  • A partir de ahí, y en especial los últimos cuatro años, hemos asistido a un sinfín de noticias sobre nuevas tecnologías para los despachos, sobre la sustitución del abogado por la máquina, la necesidad de cambiar el modelo de partnership, la inevitable digitalización de los despachos y como no, la innovación. Incluso hemos aprendido el significado de machine learning.

 

Y este es el escenario con el que nos vamos a tomar las uvas este año. Cerramos un año sí, pero también una década que sin duda alguna ha transformado por completo la profesión. 

Los propósitos para el próximo año probablemente deberían estar menos centrados las urgencias del día a día y más en abordar la transformación digital del despacho para superar con éxito la década que iniciamos dentro de tres semanas. 

¿Cuál es tu propósito para la próxima década?

Te esperamos el próximo 23 de Enero en Madrid en el Curso de Transformación Digital para despachos medianos.

 

 

 

Eva Bruch
evabruch@alterwork.net
1Comment
  • Los ALSP han llegado para quedarse - Alterwork
    Posted at 10:27h, 07 enero Responder

    […] artículo coincide con la noticia de la llegada de Axiom Law a España, algo sobre lo que ya hemos escrito debido a su especial significado para el sector y que ha hecho correr ríos de tinta en nuestro […]

¿Quieres dejarnos un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.