“Los despachos han abordado gracias a la pandemia una mejor gestión del talento y su transformación digital“

“Los despachos han abordado gracias a la pandemia una mejor gestión del talento y su transformación digital“

Entrevista a nuestra socia Eva Bruch para Abonomics by LEXGOAPP.

Texto completo de la entrevista:

Pese a que es abogada de formación, vinculada al marketing jurídico, la trayectoria de Eva Bruch siempre ha estado próxima al mundo de la innovación en el sector legal.

Esta experta es Doctora en Comunicación por una tesis que abordó el «Marketing de servicios jurídicos para pequeñas y medianas empresas” en la Universidad Autónoma de Barcelona en el 2016.

Quizá estemos ante una de las expertas que mejor entiende los cambios que llegan a la abogacía de los negocios.

Eva Bruch, al igual que muchos juristas, se reinventó  a nivel profesional y puso en marcha hace ya cuatro años  en marcha Alterwork, consultoría sobre innovación con el apoyo de otro experto como es Jordi Estalella.

En sus viajes habituales por EEUU, Canadá e Inglaterra ha intercambiado opiniones con los principales impulsores de las nuevas tendencias en el sector legal así como con las empresas tecnológicas punteras en el desarrollo de inteligencia artificial.

En esta entrevista nos analiza cómo se están adaptando los despachos de abogados al nuevo entorno derivado por la pandemia “Los despachos siempre han mostrado una elevada capacidad de adaptación al entorno y la pandemia ha vuelto a evidenciar este atributo darwiniano de nuestros bufetes”.

Un año después de la pandemia ¿Qué reflexiones nos puede hacer de la evolución de los despachos de abogados en este entorno?

Los despachos han hecho un paso de gigante en dos aspectos muy notorios, el primero, la gestión del talento. La pandemia ha acelerado la implementación del teletrabajo, algo que ya era una realidad en otros sectores y que el jurídico se resistía a asumir.

El segundo, la transformación digital, una asignatura pendiente de la que sí eran conscientes y más o menos todos la tenían en su hoja de ruta, pero ahora ha quedado situada en los primeros puestos de la lista de prioridades de los despachos.

¿Qué es lo que más le llama la atención de la adaptación de los despachos de abogados a este escenario post pandemia?

El cambio de mentalidad. Los despachos siempre han mostrado una elevada capacidad de adaptación al entorno y la pandemia ha vuelto a evidenciar este atributo darwiniano de nuestros bufetes.

Ejemplos de ellos son la adaptación de los servicios, la creación de nuevos y su digitalización, la adopción de sistemas de trabajo remoto, el diseño de acciones para fomentar la interacción entre profesionales y el sentimiento de pertenencia, algo realmente complicado en grandes despachos.

¿A nivel de asesorías jurídicas de empresa, ese proceso de transformación digital es diferente al de un despacho tradicional? 

El proceso de transformación digital de las asesorías jurídicas de empresa difiere en un único aspecto en relación al de los despachos, pero resulta ser el aspecto más importante: la aprobación del proyecto. En las asesorías esta decisión la toma el negocio, la dirección, y la asesoría jurídica debe “defender” o “pelear” el proyecto de transformación digital para lograr llevarlo a cabo. Muchas veces es una venta complicada, con intereses contrapuestos y la forma en que se plantee puede suponer su viabilidad o no.

En este contexto. ¿Cuál ha sido el papel que está teniendo Alterwork como consultora de innovación y transformación digital?

Alterwork ayuda a los despachos y a las asesorías jurídicas de empresa a analizar su situación actual, identificar las necesidades tecnológicas mediante el estudio de los procesos, los servicios y los clientes, buscamos las soluciones que mejor se adaptan a esas necesidades, a la estrategia y al presupuesto y acompañamos en su implementación.

Su compañía tiene un índice para medir la transformación digital de los despachos de abogados ¿En qué estado se encuentra?

Los datos que hemos recogido en el último año y medio reflejan un nivel discreto de transformación digital del sector. Será muy interesante ver los resultados dentro de unos meses y poder compararlos con los que publicamos recientemente, pues ya estamos empezando a detectar un incremento en el índice madurez digital.

¿Qué es lo más complicado para un despacho de entender cuando da ese paso a su transformación digital?

Quizás el punto de inflexión en este avance hacia la digitalización está en entender que el despacho es una empresa y como tal, debe tener un presupuesto de inversión en temas más allá de la contratación de personal.

También debe haber un presupuesto de marketing y uno de tecnología, que suele situarse entorno al 10% de la facturación del despacho. Esta inversión debe analizarse anualmente, es decir, el año en que se hace el proceso de transformación y todos los siguientes. Este es el punto que más cuesta entender.

¿Cómo está afectando a la relación entre abogado y cliente en estos momentos esa transformación digital?

Sin duda la está mejorando en muchos aspectos: más interacción, más agilidad, mayor transparencia, reducción de precios en algunos casos.

Ahora que además podemos volver a hacer reuniones presenciales, si bien con medidas de seguridad, el mix entre la virtualidad y la presencialidad se ha democratizado en favor del primero con todas sus ventajas pero quedando siempre la opción de reuniones presenciales esporádicas y a mi entender, también necesarias.

¿Ve posible que en el futuro las grandes firmas creen sus legaltech para dar servicios a empresas y clientes?

Posible es y algunos casos veremos. No obstante lo que realmente vamos a ver cada vez con más intensidad es la digitalización de servicios jurídicos tradicionales apoyados en cualesquiera del sinfín de legaltechs que ya están en el mercado o que están por venir.

También las aceleradoras de legaltech son elementos estratégicos muy importantes tanto para las grandes firmas de la abogacía de los negocios como para la abogacía de los consumidores, pues les permiten identificar tecnologías y proyectos relevantes y con potencial y formar parte de ellos en una relación de win-win para ambos.

¿Cómo vive el movimiento Inkietos del que usted forma parte  estos cambios en la abogacía y en los despachos?

Muy intensamente. Es un momento importante para el sector pues estamos viviendo cambios de calado estructural, acelerados por efectos externos como una pandemia mundial. Inkietos agrupa perfiles muy diversos dentro del sector por lo que aglutina una capacidad de análisis multifuncional al más alto nivel.

Por @LuisjaSanchez, Periodista Jurídico

AlterWork
hola@alterwork.net
No Comments

¿Quieres dejarnos un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.